Playas cerca de Barcelona

Playas cerca de Barcelona

Se acerca el verano y parece que por fin el tiempo empieza a acompañar para ir a la playa. Este fin de semana por fin me tumbé un rato al sol en la playa de Castelldefels y me di un baño en la piscina de casa de unos amigos.

Uno de mis planes favoritos en esta época del año es ir a alguna playa de fuera de la ciudad y tumbarme un ratito en la arena antes de comer en algún restaurante con vistas al mar. Hay varias opciones y hoy os quiero hablar de algunas de mis preferidas. ¿Cuáles son las vuestras?

Playa de Cabrera de Mar

Una de las que más me gusta cerquita de Barcelona es la playa de Cabrera de Mar. Como en casi todas las del Maresme, la vía del tren pasa por detrás, pero la verdad es que se está bastante tranquilo y en coche te plantas ahí en unos 30 minutos. En especial me gusta ponerme en la zona que queda pasado el Club Náutico de Cabrera yendo hacia Mataró. Es una zona súper tranquila con un ambiente bastante familiar pero sin estar abarrotado. Además, si te gusta el paddle surf o el windsurf, en el náutico puedes alquilar una tabla y lograr así que el día tenga también un poco de actividad

Chiringuitos de playa en Cabrera de Mar

Además de la tranquilidad y de poder poner la toalla llegues a la hora que llegues, la playa de cabera, y la de Vilassar que la sigue, tiene muchas opciones para tomar el aperitivo, beberse una caña o comer de forma más que decente si nos apetece.

Be Water Beach Club

En el propio club Náutico tenemos el Be Water que es un buen sitio para tomar el aperitivo o para hacer una copa en la zona chillout que, por cierto, por la noche tiene mucho ambiente. Para comer la verdad es que nunca me ha acabado de convencer.

Chiringuito Vaivé

Hay algún chiringuito al que sí que recomendaría ir a comer como el Vaivé, que antes se encontraba justo donde os decía que me gusta tumbarme al sol, pero que el verano pasado lo cambiaron al otro lado del club náutico.

Otras playas del Maresme

Sin dejar la comarca, un poco más al norte están las playas de Sant Vicenç de Montalt y Caldes d’Estrac. Seguramente son las playas en que más horas he pasado tirado en la arena y, a mi modo de ver, las mejores a una distancia razonable de Barcelona para no pegarse ningún tute importante de coche. Se trata de una playa ancha en la que hay espacio más que suficiente para que pongas el pareo sin tener a nadie pegado. Hay varios restaurantes, pero quizás mi favorito sea el Ostres Quin Raconet, del que ya os hablé en otro post. La gran diferencia de esta playa con las del resto del Maresme, es que es la única, en la que la vía del tren desaparece de tu vista y la sustituyes por un paseo marítimo con casas y apartamentos al otro lado.

Ostres Quin Raconet

Si eres poco perezoso con el coche, más al norte, entre Sant Pol y Calella, hay un par de calitas de las que no destacaría el chiringuito o el restaurante, pero que son una buena opción de playa si te apetece ir a un sitio más resguardado tipo calita. La primera es la playa de la Roca Grossa. La verdad es que es preciosa, pero el inconveniente es que hay un camping que da a la playa, por lo que en temporada alta se pone a tope. Un poco más hacia Calella, muy cerca de esta primera, y solo separadas por unas cuantas rocas, se encuentra la Cala d’en Pere, que también es muy bonita, y a la que además no llegan la multitud de clientes del camping.

Sitges

Por el otro lado de la ciudad me encanta ir a Sitges. A parte de ser uno de los pueblos más bonitos de Catalunya, lo que te permite pasear, tomar algo o comer en alguno de los muchos sitios que ofrece el lugar, tiene varias playas en las que tumbarse a tomar el sol.

Playa de Sitges

A mí, en concreto, me gusta la playa que hay delante del que era el hotel terramar, al final del pueblo tirando hacia Vilanova por el paseo y junto al campo de golf. Además, el antiguo hotel se lo ha quedado la cadena Melià y lo ha restaurado totalmente para hacer un hotel me. No solo eso, sino que además han llegado a un acuerdo con el BESO Beach (los de Formentera) para que gestione el restaurante y la terraza del hotel. Lo fui a ver un día lluvioso cuando abrieron a principios de primavera y me fui con la idea de que eso en verano sería muy top!

Playa de Sitges 1

Playa de Sitges 2

Restaurante Acqua

Cerquita está el restaurante Acqua, al que solía ir mucho ya que tiene una terraza espectacular en la que disfrutar de la cercanía del mar en un ambiente relajado.

Acqua Restaurant Sitges

Hola Beach Club

Finalmente, un poco más hacia Vilanova, se encuentra el Hola Beach Club, que se ha puesto muy de moda los últimos veranos y es que se encuentra separado del mar solo por unas rocas lo que lo convierten en un lugar especial como hay pocos por la zona.

Hola Beach Club Sitges

Castelldefels

Otra opción un poquito más cerca, son las playas de Gavà o de Castelldefels, que no son de las que más me gustan, pero se encuentran tan cerca que pueden ser una buena opción. Hay algunos restaurantes a los que voy de vez en cuando y que sí que pueden ser una buena opción para pasar un día de playa acompañado de una comida. Así, destacaría sitios como el Casanova Beach Club, el Kauai o el Tropical.

Guingueta Carita Morena

Este fin de semana estuve tomando el aperitivo en el chiringuito Gunigueta Carita Morenay la verdad es que, por lo que vi, me pareció una muy buena opción para comer.

Gunigueta Carita Morena

Rocxi Beach

Tras el aperitivo me fui a comer al Rocxi Beach, que a pesar de que no está en playa, la verdad es que tiene una terraza bastante agradable, un servicio simpático y no se come nada mal.
Rocxi Beach 1
Rocxi Beach 2

Rocxi Beach 3

En fin, estos son algunos de mis rinconcitos predilectos del verano para hacer un día de playa cerquita de Barcelona, ¿Cuáles son los vuestros? Me encantaría recibir recomendaciones para conocer sitios nuevos este verano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *