Tap de suro

Vinos y platillos

¡Sé el primero en valorar!

Like

20 - 30

Si sueles ir por La Cerdaña seguro que alguna tarde has ido a dar un paseo por Puigcerdà.

Su bonito lago helado de postal algunos días de invierno, la plaza principal con la torre medieval, las calles comerciales con tiendecitas varias, el mirador donde flipar con las vistas de la comarca…

La verdad es que hacía años que no iba. Normalmente las cenas siempre son en alguno de los pueblos repartidos por la comarca y las copas en sitios que están en medio de la nada.

Por cierto, si te apetece tomar una copita o darte un fiestón en toda regla, el sitio de moda últimamente es el Badiu.

Se pone a tope de gente en sus veinte y algos dispuesta a darlo todo, algunos que rozan la treintena y algunos peterpanes como yo que nos plantamos en los 30 y hemos dejado de crecer (o al menos eso me creo, jejeje).

Muhco reguetón, demasiado para mi gusto, pero “què hi farem!” es lo que se lleva ahora. Donde han quedado esos momentos de manos al aire gritando a todo trapo la típica canción tipo “Titanium” con esa sensación de euforia en la que te sentías el “puto amo”?

En fin, “be here now”.

Los viernes, normalmente suelo cenar con amigos en casa de una amiga que siempre actúa como anfitriona.

Es ya una tradición que conocemos como cena de “tupper”, ya que cuando empezó estábamos todos muy puestos con el tema dieta y gimnasio y cada uno se traía lo que le tocaba en base a su rutina, aunque siempre había alguien que la liaba llevando algún postre, chocolate…

Con lo que nos liábamos seguro era con el vino, pero el vino no cuenta, no? Solo es zumo de uva, o si?

Esta fórmula de cenar en casa el viernes y por ahí el sábado además le da cierto equilibrio al fin de semana en cuanto a la pasta gastada, que el dinero no lo regalan, y en cuanto a lo que ingieres demás respecto lo que gastas esquiando.

¡Pero este fin de semana ha sido de desequilibrio total! ¡Y lo que mola!

El desequilibrio es bueno de forma equilibrada, jajajaja.

Así que el viernes nos fuimos para Puigcerdá yo y un par de amigas que me querían llevar al Tap de Suro, un clásico de toda la vida al que yo no había ido.

Restaurante en Pugicerdà

Si buscas esto en Google veràs que este es uno de los que te aparece de los primeros en Trip Advisor y similares. Y no es de extrañar.

Llevan muchos años abiertos, habiéndose convertido en uno de los referentes. El restaurante está en una de las calles que salen de la plaza principal.

Puerta pequeñita y cristalera que da a la la calle. Decoración rústica, barriles y mesas bajas con sofás. Barra al fondo.

Hasta aquí era el local hasta hace unos años, luego lo ampliaron y ahora, pasada la barra, hay una sala más formal con más aspecto de restaurante.

El sitio está pensado para tomar-se un buen vino, como su nombre indica, y acompañarlo con platos y tapas que le vayan como anillo al dedo.

La verdad es que lo hacen muy bien. Tienen varias cosas que ofrecer en cuanto a comida que van desde cosas tan simples como unas bravas bien hechas, hasta alguna opción fuera de carta como un buen filete de ternera.

En concreto nosotros pedimos una ensalada, cuya mozzarella estaba de muerte, unos dados de bacalao excepcionales y un foie que tenía un sabor exquisito. Para ponerle un poco de “gordura” al tema nos zampamos unos huevos estrellados que no estaban nada mal.

A parte del buen vino y la buena comida, lo que me gustó del local es que transpira buen rollo. Es un sitio de esos donde hay ambientecillo y se mezclan locales y barceloneses, gente que está tomando algo y gente que está cenando. No es de extrañar que alguien te salude al llegar o al irse y que acabes hablando con el de la mesa de al lado si eres un poco extrovertido.

Por cierto, después de cenar nos tomamos una copa en “L’avalanche“, que está cerca, tiene infinitas opciones de ginebra y en el que suele haber música en directo.

En resumen, fue un buen plan de viernes que nos hizo encarar la esquiada del sábado con pocas horas de sueño que pagué caras y que, empalmadas con la cena + copas del sábado y comida del domingo, hicieron que ayer la siesta se juntara con la noche, me saltara la cena por primera vez en años y durmiera del tirón más horas de las que recuerdo haber dormido desde que mis noches de viernes y sábado acabaran a las 10 de la mañana cuando era yo el que tenía veinte y pocos.

¡Mil gracias por leerme una vez más! Besos.

Por cierto, una abrazo para todos los que esta semana, de una manera u otra, van de culo con el Mobile World Congress que tanto deja a nuestra querida ciudad.

  • Hoy¡Día libre!
  • Tuesday06:00 PM - 12:00 AM
  • Wednesday06:00 PM - 12:00 AM
  • Thursday06:00 PM - 12:00 AM
  • Friday06:00 PM - 12:00 AM
  • Saturday06:00 PM - 12:00 AM
  • Sunday06:00 PM - 12:00 AM

Escribir evaluación

La revisión recomendada debe tener al menos 100 caracteres.