Lluritu

Marisquería desenfadada

¡Sé el primero en valorar! 1 (Comentarios)

Like

30 - 50

Días entre semana que cuentan. En la vida hay que saber disfrutar de todos los días porque cada uno es un regalo. Sabemos cuando llegamos a este mundo, pero no cuando nos iremos, si será pronto o tarde, si será de repente o poco a poco. Por eso intento vivir de manera que el día que llegue mi último pensamiento este sea: “Ha merecido la pena, lo has disfrutado al máximo y lo has compartido con gente maravillosa”. Así, a pesar de las obligaciones que más o menos todos tenemos, cada día intento hacer algo que me guste, que me haga ilusión, algo que cuando lo recuerde antes de irme a dormir me saque una sonrisa, algo por lo que dar las gracias. Como somos animales sociales, una de las cosas que más me provocan una sonrisa antes de ir a dormir, es haber compartido mesa o barra con buena gente relajándonos después de la jornada laboral. Así, tomando una cerveza artesana de esas tan buenas que hacen en el Napar BCN, es como acabé cenando en el Lluritu de Gracia. Te pides media pinta, luego una segunda y se hace la hora de cenar. Podrías quedarte donde estas o recurrir a un lugar conocido, per como soy una alma inquieta, a quien le gusta probar y descubrir, repasas esa lista mental de sitios de los que te han hablado o que has visto por las redes y quieres probar. Lástima que no nos los apuntemos porque se te escapan muchos. Y así, un día entre semana, después de un par de zumos de lúpulo, nos fuimos para Gracia.

Pescado y marisco en Gracia

¡Al loro! Cartel blanco con letras rojas. Por dentro, luz blanca con barras de mármol y paredes blancas. Todo contrasta con un suelo oscuro.

Sensación de Afterwork en Barcelona

Mucho ambiente, gente compartiendo cañas y vinos con platitos que tienes expuestos en una pizarra enorme. La mayoría comen de pie en grupos de amigos que conversan y que se entremezclan con los desconocidos del grupo de al lado. Ambiente muy del barrio en el que te encuentras.

Cocinar a la plancha

La comida es principalmente a base de plancha y casi todo cosas del mar. Pescado, calamar y mucha, mucha “closca” (cáscara). Mejillones, almejas, zamburiñas, ostras… La materia prima es de máxima calidad. No miento si digo que quizás sean las mejores tellinas que me he comido nunca. Todo esto acompañado con “pa amb tomàquet”, una ensalada de tomate y cebolla o una opción de carne por si quieres variar un poco.

En definitiva, no hay mucho más que contar. Simplemente ve y déjate llevar por los sabores de un producto fresco que parece que haya saltado del mar a la plancha de este sitio para acabar en cuestión de minutos en un platito delante de tus narices.

  • Hoy¡Día libre!
  • Wednesday07:30 PM - 11:30 PM
  • Thursday01:00 PM - 04:00 PM
  • Friday01:00 PM - 12:00 AM
  • Saturday12:00 PM - 12:00 AM
  • Sunday12:00 PM - 11:30 PM

1 Evaluar para Lluritu

Decepcionante!!

Un lugar realmente digno de la miseria que distingue a Barcelona y sus habitantes nefastos. Pequeño, apretado, feo y sucio. Pero, sobre todo, el gerente, como la mayoría de los comerciantes catalanes que no son famosos por su amabilidad, calidez y amabilidad, es un primer nivel grosero. Absolutamente desprovisto de empatía, nervioso y totalmente inconsciente de la existencia de la palabra simpatía, es habitual tratar mal a los clientes con orgullo y nerviosismo. Verdaderamente una mala persona. Pero no estaré aquí para decirte que confíes en mí y no vayas. Por el contrario, ve y experimenta una experiencia verdaderamente negativa que seguramente ayudará a abrir los ojos de todos aquellos que profesan ser amantes de esta ciudad, sobre la naturaleza realmente maligna y escuálida de las personas que viven allí. EL MENÚ. El menú es muy básico y los platos son bastante simples. Los costos son caros en comparación con lo que ofrece: fáciles de comer de pie sobre las mesas (las mesas son las correctas 4 y nunca se sientan en ningún lado) cocinadas apresuradamente. En el primer sabor, el sabor es bueno teniendo en cuenta que es casi exclusivamente marisco (en Barcelona es muy fácil conseguir un buen marisco fresco), pero quién sabe por qué al día siguiente tienes que correr en el baño en las garras de los llamados sueltos! Entonces, incluso desde el punto de vista culinario deja mucho que desear. EXPERIENCIA PERSONAL. Él trató las malas palabras y con excesiva malicia libre a mi novia frente a todos los clientes (después de haber consumido alrededor de 170 € de robettine de pie) porque ella tiene OSATO para pedir educadamente y con gracia de la manera que la distingue de 4/5 dentro de dos horas si él estaba sentado en una mesa que había estado libre durante media hora pero que no tenía ninguna intención de instalar porque estaba cerca del horario de cierre. Ahora si estuvo claro desde el principio no hay problema. Desafortunadamente durante la primera hora y media nos engañó con la promesa de que tan pronto como se liberara de una mesa la hubiera dado (teníamos 5 años). Luego decidió que estaba cansado de soportar las «demandas incesantes y petulantes de mi novia» (cito textualmente) y por eso decidió deliberadamente perderlo frente a todos. Buena suerte!

julio 23, 2021 12:37 pm

Escribir evaluación

La revisión recomendada debe tener al menos 100 caracteres.